De vuelta

Conecté con él en cuanto lo vi. Sus bigotes puntiagudos me cautivaron desde el primer instante. Por eso no podía permitirme el lujo perderle, pues era lo único verdaderamente cercano que había en mi vida. A fuerza de convivir, de regalar cariño, uno acepta a su prójimo con humildad, y sobretodo con paz en el alma. Miler es un ratón, por eso reclamaba mi atención sin preocuparse por exigir demasiado, y sería un acto irracional impulsado por su condición animal pero… ¡tenía razón! . Yo tenía a mi alcance la posibilidad de salir a flote, pero estaba empeñada en aferrarme al dolor, había luz en la oscuridad y sin embargo yo cerraba los ojos y seguía a ciegas por una realidad teñida de sombras, consciente de ser víctima porque sí.

Anuncios

~ por telma1985 en marzo 11, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: