8·El Inquilino

Ayer inicié, gracias a vuestros comentarios, una nueva vida en el desván. Soy prisionera del olvido y la oscuridad, sí, pero mi espíritu se irá liberando paso a paso con vuestra ayuda, pues el alma es lo único que he podido conservar en este interminable destierro, es lo único que siempre fue mío de verdad.

Parece que las novedades vivieran en una comunidad, situada al norte de otra dimensión, en una placita más allá de la realidad. Imagino que son señoras que llevan sombreros en forma de N y habitan en un ruinoso edificio. Se llaman por teléfono y se mandan telegramas. Cuando una novedad acude a algún lugar, las demás siguen sus pasos de inmediato, para así llenar de algún modo, las vidas que un día se marchitaron.

Estaba yo pensando en vosotros, absorta por completo, cuando comencé a oír sonidos muy extraños. ¡Me asusté mucho!, para mi, era el mismo individuo que aporreaba la puerta y gritaba mi nombre hace unos días. Así que permanecí petrificada durante un momento. Pero los ruidos eran demasiado débiles, cómo afónicos. Luego se volvieron rápidos, casi frenéticos…cómo gotas de agua cayendo sobre la madera. Y entonces, una criatura peluda apareció frente a mi. Sus orejas eran grandes y redondas,cómo un sombrero, su nariz rosada, se movía a un ritmo delirante , sus ojos eran diminutos y negros, contrastaban con su pelo blanco y su largo rabo ondeaba en el suelo al son de las cuatro patas.

Anuncios

~ por telma1985 en septiembre 16, 2008.

Una respuesta to “8·El Inquilino”

  1. siempre es un placer leerte telma, sigue asi 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: